.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Jorge López Chavez, cuestiona supuesto complot contra alcalde Alejandro Navarro.

archivado en: COLUMNISTAS,ULTIMITAS |

He visto noticias en tu pagina web de lo más variado, pero, me indignó una en especial; la noticia publicada el día 11 de febrero del 2011, donde el flamante alcalde de Casa Grande denuncia un “Complot en contra de su Gestión”, es de lo más absurda la posición del alcalde, descabellada, fuera de todo contexto, comportándose como los anteriores alcaldes al cual él criticaba de corruptos y sinvergüenzas.

Un complot contra su imagen y su reciente iniciada gestión, porque pobladores sedientos de una obra de servicios básicos de agua y desagüe realizan una protesta; es de reconocer que las protestas se realizan porque existe una necesidad que quizá el no la siente, pero, yo que he tenido la oportunidad de recorrer este asentamiento humano, y he visto de cerca la necesidad que tienen estos vecinos de la zona para conseguir un balde de agua o realizar sus necesidades fisiológicas, exponen muchas veces su integridad física por esta necesidad vital.

Lo indignante de esta nota periodística es la forma como el FLAMANTE ALCALDE, al mismo estilo de los políticos corridos y tradicionales MIENTE al pueblo Casagrandino, con respecto a la anulación del proceso que hace mención el alcalde, es FALSO, puesto que en la resolución de alcaldia N° 004-2011-MDCG, no se resuelve de acuerdo a ley, hechos que pueden ser investigados y analizados por estudiantes de derecho, ya que las apelaciones en los procesos de Convocatorias para Contratar con el Estado, normalmente apelan quienes quedan en segundo lugar con la intención de ocupar el puesto del ganador, y no para que soliciten que se declare nulo el acta de Otorgamiento de la Buena Pro, dejando desierto dicho acto y disponer se declare desierto el proceso de selección, como lo solicita la empresa Rabines y Flores que para mala suerte de los señores del Asentamiento Humano 17 de Marzo es una empresa de un Casagrandino, que no vive en Casa Grande.

Esta resolución en su parte expositiva indica que el pedido de declaración de desierto no procede, sin embargo en la parte resolutiva artículo primero, declara fundado el recurso de apelación (en su integridad, pues debió declarar fundado en parte), además se indica: …a fin de proceder conforme corresponda, en un nuevo procedimiento, así mismo, en el artículo segundo, declara la nulidad de oficio del  proceso y vuelve a indicar …a fin de proceder conforme corresponda, en un nuevo procedimiento; en su artículo tercero, retrotrae el proceso a la etapa de evaluación y propuestas; en el artículo cuarto devuelve la garantía del 3%, por haber apelado, cuando en realidad la intención del apelante fue traer a bajo dicho proceso y al parecer estuvo conversado con el actual alcalde, por el tratamiento que recibió la apelación, por lo que considero que dicha garantía debió ejecutarse a favor de la municipalidad, porque esta no se resolvió de acuerdo a ley, pero el alcalde se lava las manos diciendo que LA NULIDAD DE OFICIO fue solicitada por esta sospechosa empresa.

También es mentira, que esta obra se realizará por administración directa, pues, la misma resolución se retrotrae hasta la etapa de evaluación y calificación de propuestas, osea los mismos participantes volverán a presentar sus sobres sabiendo que documentos faltaba adjuntar al proceso, pero, saben cuál es la empresa que va a ganar?… Yo les doy la respuesta: Rabines y Flores S.A.C.

No entiendo realmente la posición del alcalde de Casa Grande que con mentiras, piensa que va a ganar adeptos o simpatía, cuando en realidad lo que gana es un desprestigio porque solo los corruptos engañan al pueblo, más aun si estos fueron elegidos en las urnas.

Desde ya soy un convencido que la fiscalización de las autoridades municipales, no solo está dirigido a los regidores, sino también a los vecinos del distrito y quizá con mayor énfasis, ya que la ley de participación ciudadana nos brinda muchas posibilidades de poder participar en el control de nuestros representantes; la diferencia entre la fiscalización de un ciudadano y un regidor es el pago de la dieta, pero mayor valor es la fiscalización de quien no percibe dieta alguna y lucha contra la corrupción.

Atentamente,

Bach. en Derecho: JORGE LUIS LOPEZ CHAVEZ.

Comentarios en Facebook :

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>